Publicado el

Los Suelos de Terrazo Interior

foto suelo terrazo casa

Suelo Terrazo interior

El suelo de terrazo interior en forma de baldosa, deja aglutinar piedras naturales y cemento, generalmente coloreado, para conseguir diferentes acabados superficiales llanos o rugosos y resaltar las formas y colores de sus componentes.

Se clasifica en:

– Normal. Utilizado por norma general en el interior de las viviendas particulares o bien en locales de poco tránsito de viandantes.

– Intensivo. Tiene su campo de aplicación en edificios o en zonas peatonales interiores con una elevada intensidad de tráfico, por poner un ejemplo, locales públicos, centros comerciales, aeropuertos, estaciones, hospitales, escuelas, pistas polideportivas, etcétera

– Industrial. Es conveniente para zonas interiores intensivas de tráfico mixto de viandantes y vehículos utilizados en instalaciones de esta clase. Por poner un ejemplo, factorías, naves de almacenaje, talleres, andenes de estación, muelles de carga, etcétera

Nota: Todos y cada uno de los modelos de 40×40 asimismo se pueden fabricar en formato 30×30.

En interiores, para un buen acabado del suelo y también por la práctica de la limpieza diaria del suelo, se recomienda colocar un zócalo de exactamente las mismas peculiaridades que el terrazo del interior rebajado por la cara de atrás y pulido ya de fábrica.

Se aconseja rejuntar el terrazo con un cemento especial de tratamiento colorante como la misma baldosa, fabricado por nosotros, a fin de dar más uniformidad al conjunto.

Recomendaciones de colocación

El terrazo para uso interior puede estar colocado sobre dos géneros de bases: una formada por una solera de hormigón o bien forjado (caso más frecuente) y otra ubicada de manera directa sobre el terreno (plantas bajas o bien sótanos), pudiendo usar en este último caso la misma configuración de la subbase exterior de tipo peatonal. El terrazo interior se puede localizar apoyado de manera directa al forjado mediante el mortero de agarre, o bien tener otros elementos por debajo, en función de las exigencias de proyecto, tales como aislamiento, capa de nivelación, etc. El mortero de agarre más frecuente a utilizar debe tener una clase resistente entre M-5 y M-diez. Asimismo se puede substituir el mortero por cemento cola para resolver problemas de espesor total de pavimentación. En la colocación del terrazo se debe tener presente la disposición de juntas entre las baldosas de 1 a uno con cinco mm para eludir los desconchones de las piezas y facilitar la penetración de la lechada, asegurando en todo momento su relleno. Las fases posteriores, de pulido y abrillantado, demandan que el rejuntado sea completo.


PRODUCTOS DE SUELO DE TERRAZO INTERIOR